Vaticano: «Día de los Santos Inocentes, homenaje a los niños no nacidos».

Spread the love

Por Mariela Festorazzi.

En el día en que la Iglesia católica recuerda la Fiesta de los Santos Inocentes en memoria de los tantos niños que Herodes mandó asesinar y a horas del debate por la ley del aborto en nuestro país, el Arzobispo de Tunja, Colombia, asegura que esta fecha en particular es una celebración en la que “se brinda un homenaje a los niños no nacidos”.

Ciudad del Vaticano

“Lo ocurrido a los Santos Inocentes es una trágica historia que se ha repetido y se sigue repitiendo a lo largo del tiempo, con distintos y variados escenarios, con nuevos personajes: nuevas víctimas, nuevos “Herodes”, que determinan la muerte, no sólo de niños cuando aún están en el vientre materno, sino también de jóvenes y adultos en masacres, mutilaciones, con la eutanasia, los atropellos a la dignidad de las personas, los bloqueos psicológicos” ha adeclarado el arzobispo colombiano, Monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos.

Tal y como se lee en la web de la Conferencia Episcopal colombiana, Monseñor Villa explica que esta fiesta litúrgica, con el correr de los tiempos, “se ha ido desdibujando y ridiculizando por causa del mundo que pregona ser laico y por causa del secularismo y, en ocasiones, por la falta de respeto por lo religioso.

En Argentina

Mientras tanto en el país, el Departamento de Laicos de la Conferencia Episcopal Argentina (DEPLAI) lanza un llamado a participar activamente en la campaña pro vida que los Obispos argentinos han organizado desde este 26 de diciembre y hasta el martes 29, cuando el Senado de la República, deliberará sobre el proyecto de Ley del aborto, ya aprobado en Diputados y que cuenta con el apoyo del Presidente Alberto Fernández, su principal propulsor.

Hasta este instante, el Papa Francisco no ha emitido ninguna opinión con respecto a la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo que se debatirá mañana en el recinto y que apoya fervientemente el Gobierno. La vigilia que realizan los obispos, sacerdotes y laicos podría llegar a contraponerse con el silencio papal.